Descamisados

La batalla por las comunas


20 de abril de 2015

Descamisados

Decía entre sus objetivos la Ley 1.777 sancionada allá por 2005 que iba a "promover la descentralización y facilitar la desconcentración de las funciones del Gobierno de la Ciudad, preservando su integridad territorial", "facilitar la participación de la ciudadanía en el proceso de toma de decisiones y en el control de los asuntos públicos" y "promover el desarrollo de mecanismos de democracia directa", así como proteger el "patrimonio cultural", asegurar el "desarrollo sustentable", y otras tantas cosas.

Click en la foto para ampliar
A diez años de la sanción de la Ley de Comunas, los porteños volvemos a las urnas este Domingo 26/4 para elegir por segunda vez en nuestra historia comuneros para nuestras 15 comunas en la Ciudad. Luego de una primera experiencia en 2011 donde elegimos nuestros 225 funcionarios comunales de las 15 juntas que, hay que decirlo, poco y nada han podido hacer ante el vaciamiento de presupuestos y funciones ejecutado por el PRO de Mauricio Macri, nos disponemos a renovar el voto de confianza en estos funcionarios, similares a los concejales de la Provincia de Bs.As o a los históricos consejos vecinales que también supo tener la CABA.
Los Descamisados vamos a estas elecciones con dos apuestas fuertes: Mariano CITTADINO para la Comuna 12 y Lucila PAPPALARDO para la Comuna 9. Mientras que en la Comuna 9 encabeza la lista la actual comunera Aixa Rocha, en la 12 lo hace Marcela Colcerniani de Kolina.

¿POR QUÉ VOTARNOS?, ¿QUÉ PROPONEMOS EN ESTA ELECCI?“N?

En la campaña de la COMUNA 12 venimos trabajando sobre 3 ejes: Inundaciones, Vivienda y Gatillo Fácil. Planteamos que es absolutamente indispensable realizar obras de saneamiento contra las inundaciones y una reforma integral del shopping DOT de Saavedra para no afectar al Barrio Mitre. 
Nos opusimos al túnel que construyó Macri debajo de las vías del Ferrocarril Mitre sobre la Av. Balbín y Plaza. Entendemos que el terraplén ayuda a contener el agua de lluvia que proviene del Parque Sarmiento con lo cuál el túnel agravaría la situación de los vecinos que viven del otro lado del terraplén. 
Nuestro segundo eje ha sido la Vivienda, planteando que la problemática de la vivienda es dramática en la comuna.

Denunciamos que el Barrio de Villa Urquiza es uno de los tres barrios de la CABA en dónde más se han construido edificios en los últimos años. Se ha hecho desordenadamente, a tal punto, que ya no dan abasto el tendido de cables de luz y las cloacas. Incluso se producen derrumbes constantemente. El más grave fue el del Gimnasio Orión, ubicado en la calle Mendoza, que provocó la muerte de tres jóvenes. Hemos recorrido la comuna concientizando sobre la necesidad de avanzar hacia una Ley de Alquileres regulatoria de las inmobiliarias, las constructoras y las tasas usurarias y condiciones excluyentes de ingreso a un alquiler.

También planteamos un reconocimiento a los vecinos de la traza por dónde la Dictadura cívico-militar proyectó construir la autopista 3. 
Muchos vecinos perdieron sus casas a cambio de magros subsidios que en muchos casos ni siquiera fueron cobrados. Muchas de esas casas, que habían quedado a medio derribar, fueron ocupadas por vecinos que habían sufrido la ley 1050 de la Dictadura. Finalmente, hablamos de los casos de Gatillo Fácil y Violencia Institucional.

Se registran sin resolver casos como el de Alan Tapia del Barrio Mitre asesinado mientras dormía a la noche en su casa. El Barrio Mitre sufre de una gran discriminación por parte del Gobierno de la Ciudad en todo sentido, y eso se debe a que es un barrio humilde de trabajadores. Macri los despreció cuando autorizó la construcción del Shopping Dot que mediante bombas mecánicas desagotaba sus subsuelos direccionando el agua de la lluvia hacia el Barrio que aquel 2 de abril fue arrasado. Planteamos junto a los vecinos la indolencia del GCBA para iniciar las obras y posteriormente AYSA comenzó los trabajos gracias a las directivas de Cristina que visito el barrio al día siguiente de las inundaciones.

En la COMUNA 9, algunos planteos coinciden y otros, no. Los barrios de Liniers, Mataderos y Parque Avellaneda, que integran la Comuna 9, no escapan a las problemáticas estructurales que caracterizan al corredor sur de la Ciudad. Hay una compleja situación habitacional, en los últimos meses ocurrió un traslado por parte del gobierno porteño de 75 familias desde La Paternal a un barrio terminado “en un 75%” en Parque Avellaneda, con tensión social latente.

Existen desalojos permanentes; terrenos e inmuebles cerrados sin dueños claros en los que prolifera el mercado informal de alquileres; y barriadas precarias donde se aplica ?“una vez más?“ la “regularización sin urbanización”.
También señalamos en el plano educativo la falta de vacantes educativas y, directamente, de secundarios. También criticaron a los Centros de Primera Infancia (CPI), dispositivos orientados a menores “en situación de vulnerabilidad social” de entre 45 días y cuatro años de edad, dependientes del ministerio porteño de Desarrollo Social.

Por otro lado, advertimos a los vecinos sobre el incumplimiento de la Ley 1.854, llamada de Basura 0, que plantea la adopción de medidas dirigidas a la reducción de la generación de residuos, la recuperación y el reciclado así como también la disminución de la toxicidad de la basura y la asunción de la responsabilidad del fabricante sobre sus productos. En la Comuna no existen ni los espacios necesarios ni la organización dispuesta para abordar este complejo conflicto.

Y así como esta iniciativa, hemos acompañado otras en el terreno del hábitat y el ambientalismo junto a la Mesa de Trabajo y Consenso de Parque Avellaneda como el Programa de Implantación de Bombas solares con participación comunal, el Programa de forestación participativa para la sustentabilidad urbana, el Programa de promoción comunal de terrazas verdes para la sustentabilidad urbana ó el Plan verde de iniciativa comunal para el ahorro de energía.

Compartir esta nota en