Descamisados

CARTA ABIERTA Nº 1 AL VOTANTE DE CAMBIEMOS


16 de diciembre de 2015

Descamisados

Click en la foto para ampliar
CARTA ABIERTA Nº 1 AL VOTANTE DE CAMBIEMOS

QUE EL ODIO NO TE TAPE EL BOLSILLO

Hola, somos nosotros.

Somos los obstinados que no nos alcanza con perder una elección para renunciar a vivir en un país más justo y solidario para vos, pero también para nosotros.

Somos los que nos subimos a los trenes y colectivos durante la campaña electoral para tratar de contarte que detrás de la palabra CAMBIO con la que te invitaron a votarlos, se escondían decisiones políticas y económicas que a la corta, o a la larga, te iban a terminar perjudicando. Nos acusaron de hacer una campaña de miedo, pero nomas andábamos por la calle avisando.

Pasaron pocos días desde que Mauricio Macri comenzó su presidencia, y el CAMBIO que da MIEDO parece que está llegando.

Vas a pensar que nos estamos apresurando en cuestionar las decisiones que se toman, que seguimos sembrando miedo y división, que seguimos abrazados al fanatismo o al pasado. Aflojemos un poco, no nos creemos dueños de la verdad, pero nos sobran las razones para no callarnos.

Se tomaron algunas decisiones trascendentes para la economía argentina. Se eliminaron las retenciones a las exportaciones de cereales, carnes y pescados; y se redujeron para la soja. Una decisión que beneficia a unos miles, le produce una alegría efímera a otros tantos miles más, y le caga el bolsillo a los millones restantes, a vos y a nosotros.

El puñado de empresas exportadoras va a dejar de tributarle al Estado Nacional millonarias sumas de dinero, lo que va a beneficiar directamente a los grandes dueños de las tierras cultivables. A los pequeños productores, les va a significar un ingreso extra, pero ellos lo que necesitaban no era retenciones cero para todos, eran retenciones segmentadas (que paguen menos que lo que pagan los grandes) para que después no vengan los grandes, a comprarla la tierra a ellos, sólo porque se enriquecieron impunemente.

Lo que deje de recaudar el Estado Nacional, dijo el Ministro de Agricultura, lo van a recaudar con más impuesto a las ganancias, más ingresos brutos, más impuesto al débito y al crédito, mas impuesto a los sellos, y algún otro que seguro se le pasó por alto. Es decir, lo vamos a pagar nosotros; y vos, claramente.

Además, las retenciones, permitían regular los precios del mercado interno. Es decir, el que exporta, va a querer ganar lo mismo que gana afuera cuando venda en la Argentina. Con lo cual, va a vender más caro acá. ¿Y quién va a pagar el mayor precio? Sencillo, nosotros; y vos, claramente.
Anunciaron también que se eliminan las retenciones a las exportaciones industriales. Apenas un puñado de empresas son las que se benefician. Las más grandes. Dijo el Presidente que lo hace para ganar competitividad. ¿Sabes qué pasa? Cuando los grandes ganan más, y los medianos y pequeños siguen ganando lo mismo, la competitividad suena a chamuyo. Flaco chamuyo.

También dijo el Presidente, que esta semana resolvían lo del tipo de cambio. Devaluación. Lo dijeron, lo dijimos. Ahora vamos a tener que garparlo entre todos. Porque vos los dólares los podes llegar a ver un rato, hasta que te gastes los ahorros cuando los aumentos de precios sean generalizados.

Porque cuando se devalúa la moneda, los que importan productos, aumentan. Los que exportan productos, también aumentan. Y los que no importan ni exportan, de paso aumentan porque aumenta todo. Y no van a tener un Moreno, dijo el Presidente. Sabemos que lo odias a Moreno, y te lo nombran para que lo sigas odiando. Pero no importa Moreno, lo que no va a haber es nadie controlando los precios. Y eso nos jode a nosotros; y a vos, claramente.

De paso, el Ministro de Producción, anunció ante los industriales que se eliminaban las declaraciones juradas para la importación (DJAI- nombre inteligible que regulaba las importaciones). Aplaudieron la mitad de los que estaban. ¿Sabes porque hay que poner límites a la importación? Para que se pueda producir en Argentina, con trabajo nuestro, y tuyo, claramente. ¿Sabes porque no aplaudían la mitad? Porque van a ingresar productos que a la corta, o la larga, los terminan cagando. Como a nosotros; y como a vos, claramente.

Promediando los anuncios, el Ministro de Energía, anunció la eliminación de subsidios a la luz y el gas. Dijeron que iba a modificarse el cuadro tarifario. ¿Sabes qué es eso, no? Si, aumentos en las facturas del mes que viene. En la factura de nuestros hogares, y del tuyo, claramente.

Y en el mismo día, nombraron dos Ministros de la Corte por decreto. Así, como quien no quiere la cosa. Dos veces en la historia lo hicieron. Lo hizo Mitre, y ahora lo hace Macri. Parece que los únicos que teníamos que cumplir las leyes éramos nosotros. Pero no importa, aunque los medios te digan lo contrario, sabemos que vos también te sentís zarpado.

También está el temita de la Ley de medios, pero sabemos que a vos te importa poco. A nosotros si nos importa, porque no sé si te diste cuenta que en estos días nos anduvieron invisibilizando. Aunque esto no te llegue, disculpanos, pero nosotros vamos a seguir luchando.

Perdona el atrevimiento de escribirte esta carta. Sabemos que te dijeron cosas horribles de nosotros. Que el odio que sembraron, todavía no te deja escucharnos. Sabemos que quizás esta carta no la leas, que la próxima tampoco, pero yo se que más tarde, o más temprano, vas a precisar saber lo que está pasando.

Vamos a estar acá, cada semana, para tratar de tender un puente, de construir un dialogo, de invitarte a comprender las implicancias de las decisiones que se toman.

Sabemos que te pareces más a nosotros que al candidato que votaste. Y cuando la realidad del bolsillo te permita separar el odio, vamos a andar encontrándonos. Estaremos acá, organizándonos para seguir construyendo aquél país justo y solidario con el que seguimos soñando, y por el que seguiremos luchando. Te esperamos, porque a vos también, claramente, el CAMBIO te está cagando.

Compartir esta nota en