Descamisados

20 TESIS


27 de marzo de 2015

Descamisados

Hacia un Documento Descamisado. Congreso Nacional Descamisado 2015

Situación Internacional

1- La crisis del sistema financiero global, en la última década, alcanzó a las potencias europeas y Estados Unidos, provocando una profunda recesión y un estancamiento económico, respectivamente, que permitió posicionar en el mapa mundial a un bloque de potencias emergentes, tal el caso de los BRICS, que configuran aquello que diplomáticamente se hace llamar “un mundo multipolar”, el cual intenta generar las condiciones para equilibrar las relaciones entre los centros de poder y las naciones postergadas en la hegemonía liberal. Este nuevo mapa geopolítico, permitió que los procesos populares nacidos en América del Sur, al calor del derrumbe neoliberal, encontraran la oportunidad de consolidar un bloque político, social, cultural y económico que volviera a hacer florecer en nuestras tierras el sueño de una Patria Grande. 
En este contexto, el imperialismo yanqui ha asumido una ofensiva estratégica en el mapa geopolítico para recomponer las condiciones de un mundo unipolar, en el que los grupos económicos manden, y las naciones se disciplinen. La maniobra de dumping sobre el precio del barril de crudo, la caída de los precios de los commodities, la ofensiva sobre Siria, Ucrania, Irán, Libia y la invención del Estado Islámico son síntomas de ésta ofensiva. 

2- La ofensiva yanqui no se materializa, tan sólo, en tierras lejanas. En nuestra Patria Grande estamos siendo testigos de una agresiva intervención del Departamento de Estado Norteamericano, que ha financiado la Alianza del Pacífico, como herramienta de debilitamiento del bloque continental reunido en UNASUR; y en los últimos meses, ha disparado una ofensiva destituyente sobre los gobiernos populares de Maduro en Venezuela, de Dilma en Brasil y de Cristina en Argentina.    
Los antecedentes de Venezuela y Brasil, en los que las embajadas locales intervinieron decididamente en la construcción de arquitecturas electorales que pudieran darle viabilidad a una oposición política en ambos casos fragmentada e incapaz de capitalizar en su favor las maniobras destituyentes generadas por las corporaciones económicas que operan en los escenarios locales; nos permiten tomar nota del estado de cosas en nuestra Patria chica. No es casual, de tal modo, que Capriles, Aecio Neves y Macri tengan similitudes llamativas. 
También merece apuntar, para caracterizar el escenario actual, que ante el fracaso electoral de las oposiciones en ambos países, se desató una estrategia decididamente golpista en Venezuela y la ofensiva judicial destituyente contra Dilma y Petrobras en Brasil. 

3- El arribo de Noah Memet, como nuevo embajador yanqui en la Argentina, marca un nuevo escenario de intervención local, cuya punta del ovillo hemos logrado observar a través de la “operación Nisman” como fase inicial de una ofensiva judicial contra Cristina Kirchner. Al mismo tiempo, ha evidenciado una prolífera agenda de reuniones entre la oposición política que ha permitido edificar una candidatura más sólida de Mauricio Macri como precandidato a presidente. 

Situación Nacional

4- Comenzamos a transitar un año decisivo para el destino de nuestra Patria. En Diciembre de 2015, por capricho de la democracia formal, habremos de comenzar una necesaria nueva etapa en la Argentina. Por primera vez en éstos doce años, no contaremos con Néstor o Cristina en la Presidencia de la Nación; y esto constituye un desafío complejo para nuestro Proyecto Nacional, que se traduce en la necesidad de garantizar la continuidad y profundización del proyecto político que más ha distribuido la riqueza y democratizado el poder popular desde el peronismo hasta nuestro días, sin su conducción estratégica encabezando la batalla electoral. 
El sentido histórico de la batalla electoral de Octubre ha marcado a fuego la coyuntura reciente, desnudando crudamente la estrategia del enemigo quien pretende llegar con una Cristina deslegitimada a ese escenario, un clima social enrarecido y una polarización marcada a fuego. 
Por nuestra parte, nos exige marcar nítidamente y robustecer las tres fortalezas principales de éste proyecto: su CONDUCCION, su piso enorme de ORGANIZACION popular, y el sentido evidente de una agenda política de gobierno que constituye las líneas directrices de éste PROYECTO Nacional. 

5- En sintonía con la injerencia externa de los yanquis en los asuntos locales y sudamericanos, el poder económico local (la oligarquía y los grupos económicos), la corporación judicial transformada en Partido de las Injusticias y un establishment político que compone un variopinto arco opositor, ha asumido como estrategia principal para ésta etapa la construcción de una ofensiva destituyente, consistente en generar las condiciones de una crisis económica y política que desgaste la conducción estratégica de Cristina Fernández de Kirchner y deslegitimar éste proyecto nacional y popular.
No están dispuestos a que los que abrazamos éste proyecto político, por convicción, encontremos las condiciones para obtener una victoria política en el 2015 y profundizar éste ciclo de conquistas populares. 
Van a intentar torcerle el brazo a Cristina, que son, junto a Néstor, los primeros desde el retorno de la democracia que no se arrodillaron ni una vez ante sus intereses. 
Van a avanzar en su estrategia destituyente, porque si pueden, nos llevan puestos. Y en el camino, si fracasan, quieren dejarle en claro a todos los candidatos que acá se gobierna de acuerdo a sus intereses. 

6- El proyecto político que hoy conduce la compañera Cristina Fernández de Kirchner ha generado el mayor proceso distributivo de la riqueza y de construcción de un protagonismo popular transformado en organización política, conocido en nuestra Patria desde el peronismo a esta parte. En esta certeza se asientan las tres principales fortalezas con las que cuenta nuestro Proyecto Político, y que son los pilares sobre cuya profundización, se asientan nuestros desafíos en el plano de lo estratégico, para asumir con responsabilidad histórica, la construcción de una victoria política en la calle y en las urnas.

7- La primer fortaleza es la existencia de una CONDUCCION ESTRATEGICA. Tras la muerte de Perón, el Movimiento Nacional no había logrado consolidar un nuevo liderazgo que con legitimidad popular sintetice las conquistas de un tiempo histórico y exprese los nuevos sueños y esperanzas con las que se alimenta nuestro Pueblo.
Primero Néstor, y luego Cristina, lograron saldar ese vacío en el Movimiento Nacional. Los procesos populares en América Latina en general, y muy particularmente en Argentina, han tenido el aspecto saliente de encarnarse nominalmente en un liderazgo, el que permite ser la síntesis de un tiempo histórico, pero al mismo tiempo, consolidar la autoridad material que permite la construcción de una compleja arquitectura de mayorías, no ausente de contradicciones internas, que son el factor en que se expresa la victoria hegemónica de los procesos populares. 
La conducción estratégica de Cristina en éste tiempo histórico, no es capricho de la militancia ni la dirigencia política. Esta conferido por nuestro pueblo, quien lo expresó electoralmente en el 2011 y sintetiza en Cristina el conjunto de sueños conquistados desde el infierno neoliberal hasta estos días. 

8- La segunda fortaleza lo constituye los niveles de ORGANIZACION POPULAR 
Desde el mismo momento en que Néstor Kirchner nos propuso un sueño, hasta ésta realidad marcada por la conducción estratégica de Cristina, hemos logrado consolidar un nuevo umbral de conquistas populares sobre los que se ha vertebrado un nuevo piso de conciencia popular acerca del rumbo a transitar para alcanzar los sueños y esperanzas que aún se inscriben como demandas en el corazón de nuestro pueblo. 
Es por ese factor que tenemos conducción, y también tenemos organización. A lo largo de éstos años hemos asistido a un proceso inédito en nuestra historia democrática reciente de protagonismo de la militancia en la vida política. Aquellas mil flores con las que Néstor soñaba han florecido en una Argentina que recupera la política como herramienta transformadora. Y esto necesariamente eleva el umbral de conciencia popular. 
No hay miedo ni incertidumbre posible que puedan empujar a un pueblo a suicidar sus intereses materiales en el altar del odio. Menos aún, cuando ese pueblo empieza a transitar un camino de organización que consolida su mirada acerca del destino de nuestra Patria. 

9- La tercer fortaleza de éste proyecto político, la constituye, con justificación de la redundancia, la existencia de un PROYECTO. 
Alejado de los afiebrados programas que acostumbra esbozar la izquierda dogmática en la Argentina con los que piensa que se va a edificar la revolución interestelar; y las mentiras sistemáticas con la que la derecha camufla sus inconfesables intereses traducidos en programas de ajuste y represión. El Peronismo se ha obstinado en construir en clave de realidad efectiva las líneas directrices de una revolución aún inconclusa, que se asientan sobre los pilares de la Soberanía Política, la Independencia Económica y la Justicia Social. 
En ésta nueva etapa, bajo la conducción primero de Néstor y luego de Cristina, se ha peregrinado un sinnúmero de conquistas populares que constituyen los trazos rectores del rumbo político sobre el que éste Proyecto Nacional y Popular asienta su responsabilidad de garantizar continuidad y profundización en una próxima década por ganar. 
No alcanzarían mil documentos para enumerar las conquistas. Como ejemplo, tan solo, es posible identificar en la recuperación de los fondos jubilatorios en manos del Estado,   el proceso de desendeudamiento alcanzado a pesar de la ofensiva de los fondos buitres,   la recuperación y potenciación de ATUCHA, la nacionalización de YPF y Aerolíneas Argentinas, son emblema de la Independencia Económica alcanzada en éste tiempo. UNASUR, los apoyos internacionales a la política argentina por la recuperación de Malvinas, el proceso de sustitución de importaciones y la estrategia de inserción en el mapa económico mundial, son muestra de lo alcanzado en clave de Soberanía Política. En tanto, el enorme proceso de transferencia de recursos a los trabajadores y a los más humildes alcanzado a través de la asignación universal, Progresar, Procrear, calendario de vacunación, inversión educativa y sanitaria; son muestra tan sólo de la conquistas en clave de Justicia Social. 
Los sueños y esperanzas alcanzados en éstos doce años, que constituyen un proyecto político que entró por el bolsillo, el estómago, la cabeza y el corazón de nuestro pueblo, son la fortaleza sobre la que nos es posible, luego de una década transcurrida, en ser capaces de SEGUIR PROPONIENDO SUE??OS que permitan alcanzar una nueva década por ganar. 

Certezas estratégicas

10- Las fortalezas de éste proyecto, constituyen, al mismo tiempo un conjunto de certezas que nos marcan el rumbo estratégico para la militancia en éste tiempo histórico. Sobre el fortalecimiento de la conducción, la organización, y el rumbo profundizador del proyecto, se asienta el motor de la consolidación de lo conquistado que permita edificar una defensa sólida ante la ofensiva destituyente y la construcción de una victoria política en Octubre de 2015. 

11- CONSTRUIR EL ESCUDO DE CRISTINA El objetivo principal de la estrategia destituyente se asienta en desgastar el liderazgo de Cristina, a conciencia que su conducción, expresa la legitimidad popular de éste proyecto, y con ello, el caudal electoral que permite construir una victoria política en las urnas. La “operación Nisman” fue tan sólo el inicio de una coyuntura de ataque sistemático en el plano mediático y judicial contra la figura de nuestra conducción. 
Debemos asumir que la acción destituyente nos habrá de imponer en la coyuntura próxima mayores escenarios de movilización popular como aquél evidenciado el 1ero de Marzo en respuesta a la marcha del odio del 18F. 
Ganar la calle como herramienta para vencer la cadena privada de comunicación de las corporaciones mediáticas, vuelve a erigirse como una de las tareas centrales de la militancia para éste tiempo histórico. Consolidar la movilización popular, mayor presencia militante en las calles, las paredes y el debate cotidiano de cara a nuestro pueblo, se ratifican como rumbo necesario para blindar lo mejor que tenemos como proyecto político, su conducción. 

12- FORTALECER LA ORGANIZACION POPULAR La organización popular constituye la trinchera mas profunda que podemos cavar en la historia como línea de defensa de lo conquistado, como límite de avance de la estrategia del enemigo. 
Lo hemos repetido hasta el cansancio, organizar mayores porciones de nuestro pueblo, constituye el desafío estratégico permanente de la militancia en éste tiempo histórico. El umbral de conquistas populares alcanzadas, es el terreno fértil sobre el que se asienta ésta línea de acción constante. La consolidación de los territorios de acción política, su institucionalización y su dinámica constante, son el camino a recorrer para fortalecer la organización popular, como factor de defensa frente la ofensiva destituyente, pero también, sobre las potencias de avance del campo del pueblo. 
Sobre ésta línea estratégica, se abre un debate necesario que permita reformular los caminos de articulación política y política de alianzas de las organizaciones populares en la Argentina. Hemos transitado un tiempo en el que sobre los preceptos de Unidad y Organización, se consolidó la mezquindad como nota saliente de las relaciones entre las organizaciones. Un proceso de unidad que se encierra sobre su actor principal, es todo lo contrario a una vocación hegemónica de mayorías. 
Pese a ello, debemos asumir el camino de no fragmentación y de unidad en la acción, aún, con los que conspiran contra cualquier experiencia militante que no sea propia y responda disciplinadamente al abandono de una estrategia política. 
También, debemos asumir con responsabilidad la construcción de una inteligencia común con las organizaciones del peronismo revolucionario que permita construir un nuevo paradigma en el que la Unidad se materialice para profundizar lo conquistado y la Organización, transite el camino hacia una victoria de éste Proyecto. 
Esta tarea, al mismo tiempo, nos exige fortalecer nuestra propia organización. Consolidar su orgánica interior, su sentido federal de protagonismo político, la consolidación de su frentes y secretarías, y multiplicar su inserción en los territorios en los que se asienta nuestra política, como aporte específico a ésta tarea en el plano de lo estratégico. 

13- PROFUNDIZAR EL PROYECTO Tenemos la convicción que la mejor manera de fortalecer el proyecto es asumiendo nuevos desafíos y no solo memorizando los logrados para repetirlos como dogma. El equilibrio de este proyecto se sostiene en la medida en que se impulsa para adelante. La construcción de una agenda política de la profundización, que permita interpelar los nuevos sueños y esperanzas nacidos en nuestro pueblo al calor del umbral de conquistas alcanzados en ésta década ganada, constituyen por un lado un enorme desafío estratégico para la militancia.
El 25 de Mayo de 2003 Néstor llegó proponiendo un sueño, el de volver a ser un pueblo feliz en una Nación grande. Lo alcanzado nos permitió reconstruir un nuevo piso en el que se asientan las condiciones de vida de pueblo, pero sigue siendo tarea central de la militancia, seguir proponiendo los sueños necesarios para alcanzar definitivamente la revolución inconclusa nacida el 17 de Octubre de 1945. 
Nuestra organización debe interpelar a la militancia sobre la necesidad de encontrarse para discutir el rumbo de una nueva década de conquistas populares. La construcción de los puntos centrales de una agenda política de la profundización que sintetice las líneas directrices de éste proyecto político, y al mismo tiempo, constituya el desafío de un nuevo piso al que deban abrazar aquellos compañeros que tengan la vocación de expresar al Frente para la Victoria en el próximo escenario electoral. 
Sin dobleces, debemos asumir que esto no termina hasta que no haya un solo pobre en la Argentina. Y que eso suceda, depende que seamos capaces de seguir interpelando los sueños y esperanzas de las mayorías populares. 

La Batalla electoral

14- El escenario electoral de Agosto, en las PASO, y aquél de octubre, en las elecciones de primera vuelta, habrá de dirimirse el destino de nuestra Patria para los años futuros. De ello, se desprende el sentido de responsabilidad histórica con el que debemos asumir el carácter de la batalla en el plano electoral que se nos viene por delante. Cristina, en su rol de conductora estratégica de éste proceso histórico, es quien habrá de articular decididamente el mapa electoral en términos generales, y será la constructora indiscutible de la ingeniería electoral del Frente para la Victoria en dichos escenarios. 
La alternativa opositora que logre consolidar la embajada yanqui y los grupos económicos, asumen el desafío de tener que vencer a Cristina como síntesis indiscutida del Frente para la Victoria y por ser quien detenta la legitimidad popular de éste proyecto político y el caudal de votos que lo acompañan electoralmente. 
Por otro lado, es Cristina quien habrá de decidir las expresiones electorales con las que el Frente para la Victoria asuma el debate interno en las PASO, y será la tracción fundamental para imponer la candidatura definitiva que se exprese en octubre. 

15- Así planteado el sentido y carácter de la conducción estrategia, tenemos que plantear cual es el rol propio. Porque entendemos que las fuerza políticas militantes que se precien de tales jamás pueden resignar no sólo su iniciativa y su vocación de poder, sino tampoco el rol de ser constructores de condiciones para el desarrollo de los acontecimientos. 
Es Cristina quien decide la ingeniería electoral del Frente para la Victoria, pero debemos asumir el desafío de ser constructores de un escenario que le permita a Cristina expresar electoralmente al Proyecto Nacional con aquellos compañeros que asuman la conducción de Cristina Kirchner más allá de Diciembre de 2015, al mismo tiempo que orienten la política de estado con el objetivo de profundizar las conquistas alcanzadas en éste tiempo histórico.
De tal modo, en octubre habremos de presentar una batalla decisiva por la continuidad del proyecto nacional y lo haremos convencidos que el único camino posible es consolidar una victoria que entierre las aspiraciones electorales de las corporaciones económicas, los centros de poder y la oligarquía local. 
Quien se platee en esa batalla jugar a la derrota es un traidor, o alguien que no comprende las consecuencias políticas de una acción que abre la puerta a la reacción más profunda que viene por todas conquistas de este proyecto.

16- Tenemos un imperativo histórico y es que la continuidad de este proceso político sea por alguien proveniente del Frente para la Victoria. Porque no queremos ver destruido nuevamente a nuestro país, ni derogado todo lo conquistado. Porque a los noventa no queremos volver más. Porque no queremos volver a ser resistencia, queremos seguir gobernando la patria, construyendo la justicia, desplegando la soberanía, poniendo satélites argentinos en el espacio.
Para los que venimos de la tradición del peronismo revolucionario nuestro desafío es doble. Porque no sólo tenemos que pelear por la continuidad sino que también debemos ir por la profundización.
Somos de los que creen que la mejor manera de defender este proyecto es pedirle siempre más, ir siempre por más. Porque como siempre decimos el equilibrio del proyecto nacional es el equilibrio de la bicicleta. Por eso tenemos la tarea de construir un candidato para estas elecciones que exprese la continuidad en clave de profundización. Alguien que reconozca el valor de la conducción de Cristina Fernández de Kirchner, porque sin conducción no hay movimiento nacional y popular. Y esa es una de nuestras fortalezas actuales. Varios pre-candidatos hacen un reconocimiento expreso de esta conducción y de la necesidad de ir por más. El gobernador Sergio Urribarri, el excanciller Jorge Taiana, y el ministro de defensa Agustín Rossi se expresan claramente en este sentido. Ahora también debemos decirlo claramente: si todos ellos compiten entre sí vamos a perder el volumen necesario para derrotar en las PASO a los sectores más conservadores del Frente para la Victoria que ya tienen candidato. 
Porque tenemos vocación de poder y no testimonial. No queremos ser los buenos que son derrotados por los que mejor miden. Asumimos el desafío de interpelar a los compañeros precandidatos que expresan un destino de profundización de éste proyecto a la necesidad de confluir electoralemnte para expresar un alternativa que le de batalla a quien expresa las posiciones más conservadoras en las PASO, para no renunciar ante la tiranía de las encuestas y las consultoras de opinión. 

17- Por eso también construimos un alerta en el campo propio. Ni Cristina lo merece, ni nuestro pueblo tiene tiempo, para que a algunos afiebrados se les ocurra considerar como viable la posibilidad de una derrota electoral del Frente para la Victoria en octubre. Asumir con responsabilidad histórica el sentido de la batalla electoral por delante, implica comprender que la militancia es capaz de reconfigurar su estrategia y su práctica, pero nuestro pueblo no tiene tiempo para boludeces especulativas que impliquen entregarle el poder al enemigo. 
Las lecciones de nuestra historia son contundentes en éste sentido. 18 años de proscripción, carcel, fusilamientos, proscripciones y traiciones en el campo propio fueron la brecha que separó el mayor proceso popular abierto en nuestra historia con su retorno al poder. 
Creemos que este proyecto tiene la necesidad histórica de defender lo conquistado de los que quieren llevarnos puestos, y que esa Argentina que nació de la vocación transformadora de esa pareja de grandes que vino del Sur no se acaba a la vuelta de la esquina. Porque sabemos, como nos enseñó Néstor, que el futuro no es de los que especulan sino de los que se la juegan. 

Somos Nosotros, Somos Descamisados

18- Descamisados es nuestra fuerza propia, nuestra herramienta que define nuestros objetivos y sintetiza nuestras expectativas de organización política. Nacimos convencidos sobre la tarea de dar batalla acerca del sentido del peronismo, construyendo una experiencia militante con vocación de poder que exprese el capital simbólico de avance en términos de conquistas populares que éste tiempo histórico ha materializado, no renunciando a pensar en términos estratégicos la Patria de nuestros sueños, que todavía sigue siendo un objetivo pendiente en el horizonte. Convencidos que la práctica política debe estar profundamente ligada a la discusión de una línea de intervención, al debate y la capacidad de pensar una estrategia desde nuestros propios zapatos. 
Nacimos convencidos que sólo la militancia organizada es capaz de dinamizar la construcción de una fuerza política con vocación de mayorías que procese la expectativas populares y las transforme en relaciones de poder con el objetivo de alcanzar la liberación de nuestra Patria. 
Construimos ésta fuerza política con la profunda convicción de asumir una práctica profundamente vinculada a la organización de nuestro pueblo en cada territorio en el que florezcan sueños y esperanzas. 
La historia nos interpela para expresar lo mejor de la tradición histórica de lucha del peronismo revolucionario, nos interpela para formar los cuadros que habrán de protagonizar la construcción de una fuerza con vocación de masas, nos interpela para organizar una voluntad única que opere en la historia para transformar definitivamente la Argentina.

19- El desafío para esta nueva etapa sigue siendo el de organizar para profundizar lo conquistado. ORGANIZAR una porción más grande de nuestro pueblo debe guiar nuestra línea de acción táctica. Debemos reflexionar sobre el camino recorrido, ser capaces de comprender que la organización popular impone un compromiso militante enorme y cotidiano. 
Debemos reflexionar acerca del valor de lo colectivo, comprender que nuestra individualidad tiene sentido político en la medida que somos capaces de organizarnos colectivamente. Construir todos los días colectivamente las decisiones, consolidar equipos de trabajo que asuman la acción política y comprender que a la hora de conducir, no se trata de ser referentes, si no de ser responsables, porque el compañero que asume la tarea de referencia, no tiene nada más que una responsabilidad mucho más grande frente al colectivo.
Tenemos que ser capaces de construir una fuerza suficientemente organizada para garantizar el procesamiento colectivo de la estrategia política, garantizando la discusión. La organización es tal en la medida en que asigna, reconoce y asume responsabilidades concretas en la persona de sus militantes.
Una fuerza federal en la configuración de la decisión y centralizada en la disputa del poder en términos nacionales. La resolución de las realidades provinciales y regionales no es independiente de la resolución de las cuestiones nacionales.
Tenemos que ser una fuerza que enamore con nuestra política, que invite a la participación, que incite al compromiso. Una fuerza que construya protagonismo de sus militantes.
Una fuerza que forme sus cuadros en la tradición política del peronismo revolucionario de la cual nos nutrimos. Una fuerza capaz de expresar a las mayorías en su reclamo de justicia social. 
Una fuerza política capaz de ponerle el pecho ante los ataques del enemigo a la conducción estratégica de Cristina. Que este en la primera línea de combate para defender la CONDUCCION ESTRATEGICA del ataque destituyente del Imperio y la oligarquía. 

20- Decidimos no renunciar jamás a luchar para que no haya ni un sólo pobre más en nuestra Patria. Hasta ahí llega este PROYECTO. Sabemos que el enemigo de afuera, y también el de adentro, empezó a velar las armas para dar batalla para efectivizar su soñado fin de ciclo. A ellos les decimos: fin de ciclo, las pelotas. Somos los que resistimos al neoliberalismo, somos los que no renunciamos a nuestras convicciones, somos los que abrazamos a Néstor y Cristina, somos los que vamos a ponerle el pecho al enemigo cuando quiera avanzar sobre lo conquistado, somos los que no vamos a renunciar ni un instante a construir la fuerza política que garantice la profundización de éste proyecto, somos nosotros, somos los Descamisados.

Compartir esta nota en